Arturo y Ginebra

Ginebra:

Según el mito, Ginebra sería la hija del rey Leodegrance de Cameliard. El rey Arturo envía a Lancelot a que la traiga a Camelot para casarse con ella, y en el viaje ambos se enamoran. En cuanto llegan a Camelot, Arturo y Ginebra se casan, y Ginebra se convierte en el centro de la corte.

La verdadera historia del Rey Arturo - Territorios Centroamericanos

Rey Arturo:

Arturo nació en la localidad de Tintagel. Fué hijo de Uther Pendragon (que traducido del galés significa Uther, “hijo del dragón”) e Igraine. Es fruto de una relación incestuosa por parte de ella, ya que Igraine era esposa de Gorlois, duque de Tintagel. 

La enigmatica vida del rey Arturo .. final - Balovega

Historia:

Cuenta la leyenda que Ginebra era la hija del rey Leodegrance de Cameliard y
que fue el propio rey Arturo quien envió a uno de sus famosos Caballeros de
la Mesa Redonda, Lancelot, a buscarla para contraer matrimonio con ella.
Durante el viaje de vuelta a Camelot, tanto Ginebra como Lancelot se
enamoran pero al llegar a la corte, Ginebra contrae matrimonio con Arturo,
aunque el amor entre ella y el caballero jamás desaparecerá.

Aunque se llevará bien con su marido, pronto discrepará con la hermanastra de
este: la hechicera Morgana quien le guardará siempre odio a la reina. Será ella
quien, junto con otros enemigos del monarca, revelarán la situación de
adulterio en la que se encuentra Ginebra lo que hará que sea condenada a
muerte y que Lancelot sea expulsado del reino.

Sin embargo Lancelot, al intentar evitar el trágico final de su amada, matará a
dos de los hijos de Morgana y su marido Lot de Lothian, lo que acabará
derivando en una intensa guerra entre ambos reinos y que supondrá la muerte
de todos los Caballeros de la Mesa Redonda.

A pesar de todo, Ginebra nunca morirá en la leyenda sino que se exiliará a
la Torre de Londres, lugar donde recibirá la dura noticia de la muerte de su
marido: vestida de luto se dirigirá junto a sus damas al convento de Amesbury
para tomar los hábitos. Un destino parecido sufrirá Lancelot, convertido en
monje ermitaño tras abandonar su condición de caballero.
Tras haberle sido infiel a su marido con Lancelot, la historia unirá
inseparablemente este hecho con la caída tanto del hasta entonces
próspero reino de Camelot, como del resto de Inglaterra, convirtiendo de
este modo a la figura de la reina en todo un símbolo de la fragilidad humana,
así como de la inmoralidad y la perversidad.

https://iesbenjamin.educacion.navarra.es/blogs/dandolalata/wp-content/uploads/sites/6/2017/01/ARTURO-GINEBRA-2.pdf

Publicado en Alumn@s, Ciclo artúrico, Literatura | Etiquetado | Deja un comentario

Erec y Enid

Erec y Enide” — CHRÉTIEN DE TROYES – El aposento de los libros

Erec, hijo de Lac, es un joven caballero miembro de la Mesa Redonda, el más gallardo y valeroso de toda la corte del rey Arturo. Buscando reparar una ofensa cometida por un enano contra una dama de compañía de la reina Ginebra, viaja hasta la ciudad donde vive Enid con sus padres, hidalgos pobres pero honrados; derrota en reñido combate al amo del causante del entuerto y de paso se lleva un gavilán y la mano de Enid. Vuelve con ella a la corte, donde, tras ser proclamada la dama más bella, se casan y se establecen en el palacio del padre de Erec (rey del Gales Ulterior), retirándose de los esfuerzos de la guerra y dedicándose por entero a las delicias del amor. Pronto comienzan las habladurías, llegando a oídos de Erec de labios de su amada Enid. Pide un par de caballos, hace montar en uno a Enid, y subiéndose al otro se lanza a buscar aventuras sin rumbo fijo. Enid, quien tiene prohibido dirigirle la palabra, ve constantemente salteadores que atacan a su amado, y tras desesperadas reflexiones, siempre termina violando la prohibición, llevándose la correspondiente bronca de Erec una vez ha dado su merecido a los agresores. Siguen así un viaje delirante, repleto de extraños encuentros y amistades surgidas tras una lucha a vida o muerte, como la de Guivret el Pequeño, quien más tarde acude en su ayuda cuando el malvado conde de Limors, habiendo dado a Erec por muerto, intenta forzar a Enid. Tras la reconciliación de la pareja, aún falta una extraña aventura, el combate contra el caballero hechizado Mabonagrain, en un jardín mágico llamado La alegría de la corte. Erec sale victorioso, y acaba siendo coronado, a la muerte de su padre, a manos del propio rey Arturo, en una celebración que dura un mes entero. Las aventuras suceden a un ritmo trepidante, dando la impresión de ser un catálogo de torneos, celadas y celebraciones.

EREC Y ENID. de TROYES, Chretien de. | Librería Anticuaria Galgo

https://www.marcialpons.es/libros/erec-et-enide/9788482408378/

Publicado en Alumn@s, Ciclo artúrico, Literatura | Etiquetado | Deja un comentario

GINEBRA Y LANZAROTE

Ginebra (reina)

Ginebra era la esposa del rey Arturo.

Según el mito, Ginebra sería la hija del rey Leodegrance de Cameliard. El rey Arturo envía a Lancelot a que la traiga a Camelot para casarse con ella, y en el viaje ambos se enamoran. En cuanto llegan a Camelot, Arturo y Ginebra se casan, y Ginebra se convierte en el centro de la corte.

Tiene en general buenas relaciones con su esposo, pero se enemista con la bruja y media hermana de Arturo, Morgana, al expulsar de la corte a Sir Guiomar, amante de Morgana y sobrino de la propia Ginebra. Morgana guardará siempre rencor hacia la reina y se lo transmitirá a sus hijos.

Aunque casada con Arturo, el amor que Lancelot y Ginebra sienten durará hasta la muerte de ambos. En todo caso, los enemigos de Arturo aprovecharán esta relación para fraguar la acusación de adulterio y conspiración que lanzan sobre Lancelot y Ginebra. Esto lleva a una condena de muerte para la reina y una orden de expulsión del reino para Lancelot.

Lancelot no puede permitir la muerte de Ginebra y, al intentar salvarla, mata a dos de los hijos del rey Lot de Lothian y de Morgause (hermana mayor de Arturo), Gaheris y Gareth, lo que deriva en guerra abierta entre dichos reinos y Camelot, y supuso al final la muerte de todos los caballeros de la Mesa Redonda.

La condena a muerte de Ginebra no se materializa en la leyenda. Ginebra recibe la noticia de la muerte de Arturo y de todos los caballeros de la Mesa Redonda cuando estaba en un convento en Glastonbury, donde voluntariamente se había encerrado para no caer en las manos de Mordred. Se viste con ropas de luto y ordena a sus damas que hicieran lo mismo. Se dirige a Amesbury, en Wiltshire, donde habría un convento en el que la reina decide tomar los hábitos. Pasa el resto de su vida de forma anónima. Años después fue elegida superiora del convento.

En el convento, poco después de la muerte de Arturo, tiene una última entrevista con sir Lancelot. Posteriormente, Lancelot abandona la vida de caballero y se convierte en monje ermitaño. Años más tarde Lancelot tiene un sueño donde un ángel se le aparece y le dice que debe fabricar un féretro, ponerle ruedas y dirigirse con él a Amesbury donde encontraría muerta a la reina. Así lo hace: al llegar a Amesbury recoge el cadáver de Ginebra y lo lleva a enterrar junto al de Arturo. Igualmente el amor que sentía por Ginebra nunca moriría y nadie podría reemplazarlo.

Ginebra (reina) - Wikipedia, la enciclopedia libre

https://es.wikipedia.org/wiki/Ginebra_(reina)

LANZAROTE

Lancelot del Lago, también llamado Lanzarote en castellano, es uno de los caballeros de la Mesa Redonda, perteneciente al conjunto de leyendas artúricas. Era el más fiel de los caballeros del Rey Arturo y jugó un papel importante en muchas de las victorias de Arturo.

El rey Ban fue su padre, pero fue raptado por la Dama del Lago cuando era pequeño y se crió en el palacio del fondo del lago de la Dama, donde desde pequeño mostró habilidades  en el uso de las armas.

Cuando creció viajó al reino de Arturo, donde esperaba ser nombrado caballero. Al llegar a la corte Arturo le encomendó la misión de traer a Camelot a su prometida, Ginebra, para la boda real. Pero en el viaje a Camelot, Lanzarote y Ginebra se enamoraron y desde ese momento, la vida de Lanzarote se convertirá en una lucha entre su amor por la reina y su fidelidad al rey.

En una de sus aventuras, Lancelot rescató a Elaine, la hija del  del rey Pelles. Ella se enamoró perdidamente de él y, mediante un hechizo proporcionado por Morgana, consiguió llevar a Lancelot a su cuarto y pasar la noche con él. De esta unión nació Galahad, el caballero que conseguirá alcanzar el Grial.

Tras descubrir Arturo su relación con la reina, por la denuncia de Agravain y Mordred, Lanzarote salvará a Ginebra de la hoguera y matará a varios caballeros del rey, que emprenderá su persecución hacia Francia.

Al enterarse de la muerte de Arturo en la batalla contra Mordred abandona la vida de caballero y se convierte en monje. Varios años después se le apareció un ángel que le dijo que debía fabricar un féretro y dirigirse con él a Amesbury donde encontraría muerta a la reina. Así lo hizo y la llevó a enterrar junto a Arturo.

Aquí tenemos uno de los dos fragmentos de Lancelot du Lac (re 223038)

Uno de los dos fragmentos de Lancelot du Lac (re 2...

Publicado en Alumn@s, Ciclo artúrico, Literatura | Etiquetado , | Deja un comentario

LANZAROTE Y ELAINE

Lanzarote:

Lanzarote es uno de los caballeros de la Mesa Redonda, perteneciente al conjunto de leyendas artúricas.

Era el más fiel de los caballeros del Rey Arturo y jugó un papel importante en muchas de las victorias de Arturo. Lancelot es conocido principalmente por su historia de amor con la reina Ginebra, la esposa de Arturo, y el papel que desempeñó en la búsqueda del Santo Grial. También es conocido por ser el amigo más fiel del sobrino de Arturo, Erick Guendulain. Su primera aparición como un personaje principal está en Lancelot el Caballero de la Carreta, o Lancelot en prosa, que fue escrito en el siglo XII.

En el siglo XIII, fue el foco principal en el largo ciclo de la Vulgata, donde sus hazañas se narran en la sección conocida como Lancelot en prosa. La vida y las aventuras de Lancelot se han presentado en varios romances medievales, a menudo con respaldo histórico y cadenas de eventos conflictivos.

Elaine:

Elaine de Astolat, también conocida como Elaine la Blanca, Elaine la Bella o La Dama de Shalott, es un personaje recurrente en las leyendas de la Materia de Gran Bretaña. Es hija de Bernard de Astolat y una figura clásica del amor no correspondido. En el libro de Thomas Malory Le Morte d’Arthur, ella está enamorada de Lancelot, quien acepta usar sus colores durante un torneo para no ser reconocida. Esto enfureció mucho a la reina Ginebra. Finalmente, Elaine muere de amor por su caballero.

Publicado en Alumn@s, Ciclo artúrico, Literatura | Etiquetado | Deja un comentario

GAWAIN Y LADY RAGNELL

Un día a finales de verano, Gadwin, el sobrino del rey Arturo, estaba con su tío y los caballeros de la corte en Carlisle. El rey volvió de su cacería diaria tan pálido y alterado que Gadwin le siguió a sus aposentos y le preguntó qué le sucedía. Durante su cacería, Arturo había sido atrapado por un terrible caballero del norte llamado Sir Gromer, que buscaba vengarse por la pérdida de sus tierras. Gromer había dado a Arturo la oportunidad de escapar, con la condición de que, un año después, acudiera desarmado al mismo lugar con la respuesta a la siguiente pregunta: «¿Qué desean las mujeres por encima de todo?». Arturo se aterró y exclamó que eso era imposible, que no le daría a su sobrino. «No te pedí que me dieras al caballero Gadwin —le espetó ella—. Si el caballero Gadwin accede por su propia voluntad a casarse conmigo, entonces te daré la respuesta a la pregunta. Esa es mi condición». Y, tras añadir que la encontraría al día siguiente en el mismo lugar, desapareció en el robledal.
Arturo quedó anonadado porque no podía considerar siquiera la posibilidad de pedir a su sobrino que entregara su propia vida en matrimonio a esa horrible mujer para salvar la suya. Gadwin salió cabalgando del palacio para encontrarse con el rey y, al ver su aspecto pálido y angustiado, le preguntó qué había sucedido.

Después del banquete de boda, al que asistieron en horrorizado silencio todos los nobles y damas de palacio, la pareja se retiró a sus aposentos. Lady Ragnell pidió a su esposo que la besara. «Gadwin lo hizo al instante. Cuando se retiró, ante sus ojos había una joven de bella silueta con ojos grises y un rostro sereno y sonriente».
Gadwin se asombró y, asustado de la magia de su esposa, le preguntó qué había sucedido para producir tan espectacular cambio. Ella le dijo que su hermanastro la había odiado siempre y le había dicho a su madre, que sabía de brujería, que la transformara en una criatura monstruosa que solo podría desencantarse cuando el mayor caballero de toda Inglaterra la tomara voluntariamente por esposa.

Gadwin sonrió lleno de admiración y se maravilló de que el embrujo hubiera sido roto. Gadwin lo pensó un momento y se postró ante su esposa, cogió su mano y le dijo que él no debía escoger porque la elección dependía de ella, la única persona que podía tomarla.

Sir Gawain and the Green Knight – An Open Companion to Early British  Literature
Publicado en Alumn@s, Ciclo artúrico, Literatura | Etiquetado | Deja un comentario

Tristán e Iseo

El Romance de Tristán, por Béroul, se inicia cuando el rey Marco descubre a su esposa Isolda junto a su sobrino Tristán a solas en un jardín del palacio. Ya el enano Frocín, le había advertido que su esposa se vería allí con Tristán. El rey se sube a un árbol y su imagen se refleja en un charco, Isolda lo ve e inmediatamente cambia la conversación con Tristán, diciéndole que en la corte andan rumores que ella le es infiel a su esposo y que ella jamás haría eso porque lo ama y le es fiel, etc. El rey escucha todo y perdona a Isolda. Tiempo después el rey los encuentra otra vez juntos, por lo que los sentencia a muerte.

Al momento de llevarlos al juicio, Tristán logra escapar lanzándose de un precipicio que llevaba a un bosque. El rey decide no ejecutar a Isolda, sino darle un castigo más cruel: la entrega a un grupo de leprosos que llegan a la ejecución y que, cautivados por la belleza de la joven, la solicitan para que viva con ellos. Cuando Isolda parte con los leprosos se encuentra a Tristán en el bosque, éste la salva de los leprosos y se va a vivir con ella en medio de la soledad del bosque. Allí pasan tres años, viviendo precariamente y padeciendo toda clase de infortunios, pero ellos están tan enamorados que nada les importa. 

Tiempo después, llega el día en que la pócima que ambos bebieron termina su efecto y Tristán e Isolda se arrepienten de haber dejado la corte y sus puestos privilegiados, así que parten de regreso a solicitar el perdón del rey Marco, quien debe elegir entre su esposa o la reputación en su corte.

Tristán e Isolda, por Edmund Blair Leighton (1853–1922).

Bibliografía: https://lalectoraindiscreta.wordpress.com/2014/10/15/resena-tristan-e-isolda-por-beroul/

Publicado en Alumn@s, Ciclo artúrico, Literatura | Etiquetado | Deja un comentario

Aquiles

Para explicar la invulnerabilidad de Aquiles, existen dos versiones: una nos dice cuando nació, su madre Tetis lo sostuvo del talón y lo sumergió en el río Estigia para volverlo inmortal, pero su talón jamás tocó las aguas, permaneciendo vulnerable como el de cualquier otro mortal.

Otra versión cuenta que Tetis lo ponía al fuego del hogar para quemar las partes mortales de su cuerpo y luego ungía al niño con ambrosía, hasta que fue interrumpida por Peleo, quien le arrebató al niño de sus manos y éste quedó con un talón carbonizado. Enfurecida, Tetis los abandonó a ambos y Peleo sustituyó el talón quemado de Aquiles por la taba del gigante Dámiso, famoso por su gran velocidad. Esta versión también comenta por qué le llamaban “el de los pies ligeros”.

Aquiles creció junto a Patroclo en el monte Pelión, donde se alimentaba de fieros jabalíes, entrañas de león y médula de oso para aumentar su valentía. También aprendió el tiro con arco, el arte de la elocuencia y el canto, y la curación de las heridas. Si bien la Ilíada de Homero es el relato más famoso de las hazañas de Aquiles en la Guerra de Troya, ésta solamente abarca unas pocas semanas de la guerra y no narra la muerte de Aquiles.

Durante una de las batallas, los troyanos lograron hacer retroceder a las fuerzas griegas y asaltaron sus barcos. Dirigidos por el príncipe Héctor, los griegos parecían estar a punto de caer, hasta que Patroclo logró repeler a los troyanos de las playas, pero murió a manos de Héctor antes de que lograsen tomar la ciudad de Troya.

Cuando Aquiles supo la noticia, la ira y el dolor lo invadieron de tal manera que estuvo a punto de quitarse la vida. Patroclo fue velado toda la noche, y Aquiles juró que vengaría su muerte. Le pidió a su madre una nueva y más poderosa armadura y salió al campo de combate, donde mató a Héctor y luego ató su cuerpo inerte a su carro, arrastrándolo por nueve días en torno a los muros de Troya, sin permitir que tuviera los ritos funerales. Hasta que la ayuda del dios Hermes, el rey Príamo lo convenció a Aquiles de que le permitiese celebrar los ritos funerarios de su hijo.

El poderoso Aquiles, aparentemente invencible, finalmente fue derrotado por el príncipe troyano Paris, quien le disparó una flecha envenenada –según algunas versiones- dirigida por el dios Apolo al talón izquierdo y lo mató. Sus restos fueron mezclados con los de su gran amigo Patroclo y su mítica armadura abrió una disputa entre Ulises y Áyax el Grande, primo mayor de Aquiles. Luego su madre Tetis consiguió para su hijo la inmortalidad y esté vivió en la isla de Leuce en la desembocadura del Danubio, donde se le rindió culto.

Publicado en Alumn@s | Etiquetado , | Deja un comentario

AQUILES

Tiene su antiguo origen en el poema incompleto Aquileida , escrito por Estacio en el siglo I, que contiene una versión del mito del nacimiento de Aquiles que no aparece en otras fuentes: cuando Aquiles nació, Tetis intentó hacerlo inmortal sumergiéndolo en el río Estigia . Sin embargo, su madre lo sostuvo por el talón derecho para sumergirlo en la corriente, por lo que ese preciso punto de su cuerpo quedó vulnerable, siendo la única zona en la que Aquiles podía ser herido en batalla. No está claro si esta versión del mito se conocía anteriormente.

En otra versión de la historia, Tetis ungía al niño con ambrosía y lo ponía al fuego del hogar para quemar las partes mortales de su cuerpo. Fue interrumpida en estos quehaceres por Peleo, que arrancó con violencia al niño de sus manos y este quedó con un talón carbonizado. Tetis, enfurecida, abandonó a ambos.​ Peleo sustituyó el talón quemado de Aquiles por la taba del gigante Dámiso , célebre por su velocidad en la carrera. De ahí que se nombrara a Aquiles como «el de los pies ligeros».

En cualquier caso, durante el asedio de Troya, batalla final de la guerra librada entre griegos y troyanos, Paris mató a Aquiles clavándole una flecha envenenada en el talón.

Muerte de Aquiles

Enterado de la situación, Aquiles sale a luchar ferozmente para vengar la muerte de su amigo, además solicitó a su Hefesto una armadura nueva, y sin importar que estaba escrito que moriría después de la muerte de Héctor, salió a luchar. Luego, de una habilidosa pelea, Aquiles se impone sobre Héctor. Tetis y las otras hijas de Nereo despidieron a Aquiles durante 17 días. Los griegos se hallaban devastados.

Los griegos entraron en conflicto porque no definían quien debía quedarse con la armadura de Aquiles. Odiseo entregó la armadura a Neoptolemo, el hijo de Aquiles. La situación para los griegos seguía siendo compela. Por consejo de Minerva, Epeio, construyó un gigantesco caballo de madera hueca, ocultando en su interior los mejores guerreros griegos.

Los troyanos se convencen de la retirada de los griegos. Se dice que Odiseo se encontró con la sombra de Aquiles en el mundo de las almas. Otro relato asegura que Aquiles sobrevivió junto a Patroclo en la isla de Leuce, una zona paradisíaca del Averno reservada para los grandes héroes.

CUADRO DE AQUILES

Publicado en Alumn@s, Mitos | Deja un comentario

Aquiles

Aquiles, hijo de la diosa Tetis y del mortal Peleo, fue uno de los grandes héroes de la mitología griega. De todos los que lucharon en la Guerra de Troya fue el más reconocido. Su papel en la guerra fue decisivo para la victoria de los griegos, pero eso no significaba que pudiese asistir a la caída de Troya. Pese a sus cualidades sobrehumanas, Aquiles era mortal. 

Tetis sabía que su hijo se convertiría en un destacado héroe, pero también sabía que no llegaría a alcanzar la madurez. Con todo el amor que le podía dar, hizo cuanto pudo para cambiar su destino, hasta bañar a su hijo en las aguas de la laguna Estigia que conducía al Averno para hacerle inmortal. Y casi lo consiguió, pero cuando sumergió a su pequeño en el agua, el talón por el que le sujetaba quedó fuera del agua yeso provocó que siguiese siendo mortal. Finalmente fue el «talón de Aquiles» el elemento fatal para el héroe. De acuerdo con otra interpretación, ante el estupor del padre del pequeño, Tetis, trató de hacer inmortal a Aquiles acostándole sobre el fuego durante la noche y frotando su cuerpo con ambrosía a diario.

Otra versión cuenta que Tetis lo ponía al fuego del hogar para quemar las partes mortales de su cuerpo y luego ungía al niño con ambrosía, hasta que fue interrumpida por Peleo, quien le arrebató al niño de sus manos y éste quedó con un talón carbonizado. Enfurecida, Tetis los abandonó a ambos y Peleo sustituyó el talón quemado de Aquiles por la taba del gigante Dámiso, famoso por su gran velocidad. Esta versión también comenta por que le llamaban «el de los pies ligeros».

https://elnacional.com.do/el-mito-del-talon-de-aquiles

Publicado en Alumn@s, Mitos | Etiquetado , | Deja un comentario

Sigfrido

Estrellas difusas: Sigfrido

Sigfrido es uno de los grandes mitos de la literatura universal. Su maravillosa leyenda, ha servido de inspiración a músicos y poetas a lo largo de los siglos.

La leyenda de Sigfrido forma parte de una gran epopeya, muy famosa en los países germánicos, llamada Los Nibelungos (unos enanos que vivían en las entrañas de la Tierra y que tenían muchos tesoros). Aunque se escribió por primera vez en el año 1200, mucho antes los trovadores se encargaron de extenderla por todas partes.

El padre de Sigfrido era muy valiente, y antes de morir dio a su hijo su fantástica espada Balmunga. El joven Sigfrido, valiente como el que más, fue directo hacia lo más profundo del bosque para enfrentarse al malvado dragón Fafner, a quien todo el mundo temía.

Después de una dura lucha, Sigfrido logró matar al dragón. Entonces el héroe se dio cuenta de que tenía sangre del dragón en la mano y se la llevó a los labios en un acto reflejo. En aquel momento, oyó cómo un pajarillo decía que quien se bañara en la sangre del dragón sería invulnerable a todo.

Entonces Sigfrido se rebozó bien en esta sangre, pero la casualidad hizo que se quedara adherida a su espalda una hoja de tilo, lo que quería decir que, al menos en un punto de su cuerpo, era igual al resto de los mortales.

Al cabo de unos años, Sigfrido se casó con Crimilda al tiempo que el hijo del rey, Gunther, lo hizo con Brunilda, la reina de las valkirias. Éstas eran doncellas guerreras encargadas de recoger las almas de los guerreros muertos para conducirlas al paraíso.

Brunilda trataba muy mal a su marido Gunther. Para solucionar el problema, Sigfrido tenía que hacerse con el anillo del Nibelungo, que le permitiría transformar el comportamiento de la altiva dama.

Esta leyenda de Sigfrido, acaba con la inocente muerte del héroe. Pero su memoria logró pervivir gracias a la heroica actitud de su dulce esposa Crimilda, quien no paró hasta vengar la injusta muerte de su marido.

Sigfrido (personaje) - Wikipedia, la enciclopedia libre

http://sigfrido-sifro.blogspot.com/2007/04/sigfrido-la-leyenda-el-mito.html

Publicado en Alumn@s, Mitos | Etiquetado , , | Deja un comentario