La Carta Robada

El Prefecto de la Policía de París encomienda al detective Auguste Dupin la misión de resolver el misterio de una carta robada de las habitaciones reales, cuyo contenido afectará a una persona encumbrada, en caso de divulgación. El supuesto ladrón es el ministro D, al que la propia víctima lo ha visto cometer el hecho.

Auguste Dupin se niega a tomar el caso, dando consejos al Prefecto de cómo revisar la propiedad del ladrón, a efectos de hallar la carta en cuestión, ya que han sido infructuosas las cuantiosas búsquedas efectuadas. Vuelve el Prefecto, derrotado, a la casa de Dupin, ya que continúan siendo inútiles todas sus investigaciones, ofreciéndole una recompensa por resolver el caso. Dupin acepta la recompensa, ya que la carta ya fue por él recuperada.

Utilizando un ardid y mucha sapiencia para distraer la atención de Mr. D, Dupin reemplaza la carta robada por un facsímil sin valor. La argucia fue genial. El detective partió de razonamientos lógicos para averiguar el escondite, y de un profundo análisis de la psicología del delincuente. No faltan los ingredientes de intriga, suspicacia, explicaciones del hilo conductor de sus razonamientos, para un desenlace simple, pero diferente.

https://resumiendolo.com/c-novela-negra/la-carta-robada/

Esta entrada ha sido publicada en Alumn@s, Cuentos y etiquetada como . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta