El gato negro

Es un cuento de horror del escritor estadounidense Edgar Allan Poe

El protagonista es un hombre dócil y bondadoso, le gustaban mucho los animales al igual que a su esposa, lleva una vida hogareña, apacible con su gato llamado Plutón, hasta que el joven empieza a dejarse arrastrar por la bebida. El alcohol lo vuelve irascible y en uno de sus accesos de furia acaba con la vida del animal después de arrancarle un ojo con una cuchara. Un segundo gato parecido a Plutón aparece en el bar en que estaba tomando, después el joven de intentar redimirse llevando el felino a su casa junto a su esposa, pero le dan celos de que el gato se encariñara tanto con su esposa que con un ataque de ira, trata de decapitar al gato con un hacha, pero termina matando a su esposa. Tras el asesinato decide ocultar el cadáver emparedándolo en una pared del sótano y se afana en hacer un buen trabajo para dejar la pared perfecta. La policía no tarda en hacer presencia en la casa y le interroga, inspeccionan toda la casa pero no encuentran nada que le inculpe. Vuelven otro día y bajan al sótano en compañía del narrador y asesino, no ven nada raro, pero, cuando ya se iban, y el asesino iba diciendo que las paredes de la casa eran muy fuertes, en una especie de autosabotaje inconsciente. Se oyen unos gemidos, como el sollozo de un bebé. Los policías comienzan a golpear la pared hasta tirarla abajo y allí estaba el cadáver y junto al cadáver, el gato, al que había emparedado dentro sin darse cuenta.

Esta entrada ha sido publicada en Alumn@s, Cuentos y etiquetada como . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta