El velo de la abadesa

Existe en Lombardía un monasterio, famoso por su santidad donde residía una mujer, llamada Isabel junto con otras monjas .  Un día aparecieron desde la reja del locutorio, un pariente suyo, acompañado de un amigo, y al verlo, la monjita se enamoró. Pasado un tiempo, el joven descubrió como entrar a la habitación de Isabel y las otras monjas, que tenían sospechas, decidieron espiarlos. Una noche vieron salir al joven del dormitorio de Isabel y no dudaron en contárselo a la abadesa, que fue a la celda de Isabel y al derribar la puerta, encontró a los dos amantes acariciándose. El mozo queda en el dormitorio mientras que la abadesa se lleva a la monja a su celda para castigarla. Mientras le está reprimiendo Isabel se da cuenta de que la abadesa lleva de tocado los calzones del otro mozo y al decírselo, la superior llena de vergüenza se sentó y permitió a sus ovejas que siguieran divirtiéndose en secreto.

Esta entrada ha sido publicada en Alumn@s, Decamerón y etiquetada como . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta