Tristán e Iseo

El Romance de Tristán, por Béroul, se inicia cuando el rey Marco descubre a su esposa Isolda junto a su sobrino Tristán a solas en un jardín del palacio. Ya el enano Frocín, le había advertido que su esposa se vería allí con Tristán. El rey se sube a un árbol y su imagen se refleja en un charco, Isolda lo ve e inmediatamente cambia la conversación con Tristán, diciéndole que en la corte andan rumores que ella le es infiel a su esposo y que ella jamás haría eso porque lo ama y le es fiel, etc. El rey escucha todo y perdona a Isolda. Tiempo después el rey los encuentra otra vez juntos, por lo que los sentencia a muerte.

Al momento de llevarlos al juicio, Tristán logra escapar lanzándose de un precipicio que llevaba a un bosque. El rey decide no ejecutar a Isolda, sino darle un castigo más cruel: la entrega a un grupo de leprosos que llegan a la ejecución y que, cautivados por la belleza de la joven, la solicitan para que viva con ellos. Cuando Isolda parte con los leprosos se encuentra a Tristán en el bosque, éste la salva de los leprosos y se va a vivir con ella en medio de la soledad del bosque. Allí pasan tres años, viviendo precariamente y padeciendo toda clase de infortunios, pero ellos están tan enamorados que nada les importa. 

Tiempo después, llega el día en que la pócima que ambos bebieron termina su efecto y Tristán e Isolda se arrepienten de haber dejado la corte y sus puestos privilegiados, así que parten de regreso a solicitar el perdón del rey Marco, quien debe elegir entre su esposa o la reputación en su corte.

Tristán e Isolda, por Edmund Blair Leighton (1853–1922).

Bibliografía: https://lalectoraindiscreta.wordpress.com/2014/10/15/resena-tristan-e-isolda-por-beroul/

Esta entrada ha sido publicada en Alumn@s, Ciclo artúrico, Literatura y etiquetada como . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta