EURÍPIDES (480-406a.C.)

Eurípides (autor de Medea) - Babelio

Poeta trágico griego. De familia humilde, Eurípides tuvo como maestros a Anaxágoras, a los sofistas Protágoras y Pródico y a Sócrates, cuyas enseñanzas se reflejan en su obra.

En el 455 a.C. Seguirían 92 obras más, de las cuales se han conservado diecisiete tragedias, que, sin embargo, poca fama y reconocimiento le aportaron en vida: sólo obtuvo cuatro victorias en los festivales anuales que se celebraban en Atenas, por lo que hacia el final de su vida decidió trasladarse a Macedonia para incorporarse a la corte del rey Arquelao , donde según la leyenda fue devorado por unos perros.


El héroe aparece retratado con sus flaquezas y debilidades, dominado por oscuros y secretos sentimientos que le impiden enfrentarse a su destino, del que finalmente es liberado por la intervención de los dioses al término de la obra ; otras innovaciones suyas son la introducción de un prólogo y la asignación de un papel más reducido al coro.

Eurípides

LAS BACANTES

LAS BACANTES eBook : EURÍPIDES: Amazon.es: Libros

Dionisio , el personaje principal de Las bacantes , es el único dios de la mitología griega que la mayoría de la gente puede respaldar. Como Dios del vino y la juerga, le encantaba la diversión. Viajaba con un grupo de mujeres, las ménades o las bacantes , dándoles todo el vino que querían.

MEDEA

Conoces a MEDEA DE EURÍPIDES? Descúbrela aquí y algo más

Cuando Medea descubre que Jasón la abandonó y se casó con Glauce, la hija de Creón, ella jura una venganza terrible. Su enfermera, aunque ama a Medea, reconoce que una amenaza espantosa ahora se cierne sobre Corinto, porque sabe que Medea no dejará pasar el insulto sin una terrible venganza. Sin embargo, después siente que la venganza será más dulce si Jasón vive para sufrir mucho después. Por esto Medea planea matar al rey, a su hija y a sus propios hijos.
Mientras, Medea se debate entre su amor por sus hijos y su odio hacia Jasón, entre su deseo de venganza y las órdenes de su instinto maternal. Después de deleitarse con el relato del mensajero de las muertes de Creón y su hija, ella entra a su casa con los niños y cierra la puerta.

Esta entrada ha sido publicada en Alumn@s, Teatro y etiquetada como , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta