LA TEMPESTAD

                                                  WILLIAM SHAKESPEARE

Próspero, duque de Milán, fue despojado del poder por su hermano Antonio, puesto en una barca y entregado a merced de las olas con su hijita Miranda. Próspero desembarcó en una isla desierta en la que había sido desterrada la hechicera Sycorax. Gracias a sus artes mágicas, Próspero liberó a varios espíritus aprisionados por la maga, entre ellos a Ariel, y los sometió a sus órdenes. Tiene ahora a su servicio al hijo de la hechicera, Calibán, una criatura monstruosa, abyecta e ingenua que es el único habitante de la isla.

Próspero y su hija Miranda han vivido de este modo durante doce años. Una nave en la que viajan el usurpador Antonio, su aliado Alonso, rey de Nápoles, y Fernando, hijo de éste último, naufraga en las costas de la isla por efecto de los encantamientos de Próspero.

Los pasajeros se salvan, pero creen que Fernando ha muerto, mientras que este último piensa que los demás se han ahogado. Fernando y Miranda se encontraron ,se enamoraron a primera vista y se prometieron. Ariel, por orden de Próspero, prepara algunos sustos para Antonio y Alonso. El primero de ellos cae abatido por el terror, y el segundo se arrepiente de su crueldad, se reconcilia con Próspero y recupera a su hijo Fernando. La nave resulta salvada por la fuerza de los hechizos, y Próspero y los demás se preparan para dejar la isla, después de que este haya renunciado a la magia deshaciéndose de su varita. La isla queda en poder de Calibán.

Resultado de imagen de la tempestad william shakespeare
Miranda y Ferdinando, óleo de Angelica Kauffmann, 1762




Esta entrada ha sido publicada en Alumn@s, Shakespeare, Teatro y etiquetada como . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta