Ares

Era un dios del Olimpo, el dios de la guerra, el derramamiento de sangre y la violencia. Sus características son ser un dios sanguinario, agresivo, terrorífico, representado así a la naturaleza más brutal y dura de las batallas y la guerra. Era poco querido por los mortales y despreciado por los demás dioses, excepto por Afrodita, su amante.

El dios romano equivalente es Marte

Estatua de Ares en Villa Adriana (Tívoli)
Esta entrada fue publicada en Alumn@s, Dios. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta