Tamar

El rencor

Tamar era la nuera de Judá, uno de los hijos de Jacob. El primer marido de Tamar fue Er, uno de los hijos de Judá, pero por su comportamiento Dios lo hizo morir. Al quedar viuda, según la tradición, se casó con el segundo hijo de Judá, Onán, pero sin aceptar que tuvieran un hijo. Tal actitud también desagradó a Dios y murió. Judá temiendo perder al único hijo que le quedaba, Sela, le pidió a Tamar que regresara a la casa de su padre hasta que se convirtiera en un hombre para desposarla. 

Sela se hizo hombre y Judá había olvidado su compromiso ya que pensaba que Tamar tenía una maldición. Ella se sintió olvidada y despreciada por lo que tomó una decisión, se disfrazó de prostituta y se acostó con su suegro. Más tarde Judá la perdonó porque se sentía culpable de no haberle dado a Sela.

Esta entrada fue publicada en Alumn@s, Mitos. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta