Alexander Scriabin, Prometeo

Aleksandr Nikolayevich Scriabin, nacido el 6 de enero de 1872, en Moscú, fue un compositor ruso de piano y música orquestal conocido por sus armonías inusuales a través de las cuales el compositor buscó explorar el simbolismo musical.

La reputación de Scriabin proviene de sus grandiosas sinfonías y su música de piano exquisitamente pulida. Sus obras para piano incluyen 10 sonatas (1892-1913), un concierto y muchos preludios y otras piezas cortas. Aunque era un idólatra de Frederic Chopin en su juventud, pronto desarrolló un estilo personal. A medida que su pensamiento se volvió cada vez más místico, egocéntrico y encarnado, su estilo armónico se volvió cada vez menos inteligible. El análisis significativo de su obra comenzó a aparecer en la década de 1960, aunque su música siempre atrajo seguidores entre los modernistas.

Prometeo de Scriabin:

Scriabin presentó una secuencia de cuatro obras sinfónicas que creía que llevarían a la transformación de la conciencia humana: El Poema Divino, El Poema del Éxtasis ; Prometeo, El Poema de Fuego y Mysterium. Prometeo, interpretado por primera vez en Moscú el 2 de marzo de 1911, con Scriabin como piano solista y Koussevitsky dirigiendo, forma un capítulo distinto en esta progresión.

A lo largo de sus veinte minutos, Scriabin intenta describir nada menos que el desarrollo de la conciencia humana, desde la ausencia de forma primordial, pasando por la emergente autoconciencia del hombre, hasta la unión extática final con el cosmos. En la mitología griega (y en Esquilo y Shelley), Prometeo había sido un rebelde que luchó contra los dioses en nombre del hombre, pero Scriabin vio en el fuego de Prometeo el símbolo de la conciencia humana y la energía creativa. Intentó representar esto musicalmente en su «Poema de Fuego», y visualizó no sólo una «sinfonía de sonido» sino una «sinfonía de rayos de color».

Con este fin concibió un nuevo instrumento – la tastiera per luce, o «teclado de color» – que proyectaba luz de diferentes colores en una pantalla detrás de la orquesta, reproduciendo visualmente lo que la orquesta estaba dramatizando en el sonido. Era una concepción visionaria y uno de los primeros eventos multimedia

Scriabin – Prometeo op.60 – Vedernikov Korobeinikov St Petersburg Philharmonic

Bibliografía:

https://www.biografias.es/famosos/aleksandr-scriabin.html

https://es.laphil.com/musicdb/pieces/2988/prometheus-poem-of-fire-op-60

Esta entrada ha sido publicada en Alumn@s, Mitos, Música y etiquetada como . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta